Calificaciones de crédito social de China: la apertura de puertas cerradas

Calificación crediticia basada en datos
Fuentes: glotechtrends

La gente hace casi todo en línea en estos días, dejando huellas digitales en todas partes. Los anuncios que las diferentes personas ven en Facebook o Google dependen de lo que su comportamiento en línea pasado sugiere que les gustará. Esta información pronto podría ser utilizada para sugerir un nuevo carro e incluso un plan de pago para las personas, según lo predicho por los expertos que se preguntan cómo la inteligencia artificial cambiará la industria automotriz. Pero, ¿cuáles son los límites que debería establecer la sociedad?

Desde el año 2014, China ha estado registrando los comportamientos de las personas utilizando un sistema de crédito social. Se tienen en cuenta todos los aspectos de la vida de una persona y se asigna una puntuación a cada persona. Esto es similar a la calificación crediticia que se usa hoy en día, pero se calcula con muchos más datos.

Cuanto más alta sea la puntuación de una persona, encontrará más oportunidades disponibles. Los factores que se utilizan para determinar la calificación de crédito social de una persona incluyen a los amigos que tienen en línea, dónde viven y qué tan rápido pagan sus deudas. Aquellos con puntuaciones altas obtienen beneficios tales como tasas de interés más bajas o la exención de sus depósitos en alquileres de autos y casas. Evidentemente, las personas con calificaciones más bajas no obtienen estos beneficios.

Sesame Credit de Alipay

Sesame Credit en acción
Fuentes: chinachannel

Zhima significa “Sesame” en chino y Ant Financial desarrolló esta plataforma privada de calificación crediticia para Alipay. Alipay está bajo Alibaba, una filial de Ant Financial, y se utiliza como una plataforma de pago móvil. En el año 2015, el Banco Popular de China le otorgó el permiso a Ant Financial y a otras siete empresas tecnológicas para desarrollar sus propias plataformas de puntuación.

El efecto que tiene la participación en Zhima Credit sobre las calificaciones de las personas dentro del sistema gubernamental no está claro y la participación de Zhima es voluntaria. Al igual que Alipay, el nombre Zhima utiliza juegos de palabras basados en la historia de Alí Babá. En ese cuento, las palabras “Ábrete, Sésamo” revelaron una cueva llena de tesoros. Las puntuaciones de Sesame Credit pueden ser tan bajas como 350 o tan altas como 950, quedando implícito que un total mayor dará como resultado una fortuna similar.

No se conocen los detalles de todas las ventajas, pero no es difícil imaginar lo que algunos de ellos podrían ser. Los consumidores pueden obtener descuentos en diversos bienes y servicios, o incluso recibir un trato preferencial y un estatus más alto en los casinos en línea. Esto puede parecer un poco “orwelliano” para algunos lectores y quizás esa sea la idea del gobierno. El Partido Comunista de China considera las calificaciones de crédito social como una forma de organizar gentilmente a las personas para fomentar conductas más cooperativas.

Calificación crediticia, su camino a la buena vida
Fuentes: pixabay

Traspié reciente de Alipay

A medida que se lleva a cabo más vida en los dispositivos móviles y Alipay actúa como una “superaplicación” que se puede utilizar para todo en China, la información que la plataforma puede extraer se vuelve más extensa. Sin embargo, en enero de 2018, la empresa pudo haber ido demasiado lejos.

Alipay lanzó un servicio que brindaba informes detallados de cómo los clientes habían utilizado la aplicación de pago en el año anterior. Estos informes incluyeron sus puntuaciones Zhima, con permiso otorgado por defecto en la página de inicio de Alipay.

Hasta ese momento, Alipay solo podía acceder a estas puntuaciones obteniendo el permiso expreso de los usuarios, pero la configuración por defecto era muy discreta y difícil de detectar. Muchas personas, inconscientemente, “acordaron” compartir sus detalles y cuando la acción quedó expuesta, Alipay se encontró con el agua hasta el cuello.

Tanto Zhima Credit como Alipay se han disculpado públicamente, pero los ciudadanos chinos siguen preocupados por las comunicaciones entre todas las empresas que son, en última instancia, propiedad de Ant Financial. Además, este caso ha resaltado la frecuencia con la que las empresas en línea se comportan de esta manera.

Si bien todo esto es problemático, el hecho de que las personas en China expresen su disgusto es una buena señal. Las calificaciones de crédito social y sistemas similares ponto podrían volverse más generalizados, pero es importante contar con regulaciones vigentes. Si este futuro no se puede evitar, quizás al menos se pueda gestionar.

Fuentes:

https://www.wired.com/story/age-of-social-credit/

http://www.indiewire.com/2017/12/black-mirror-nosedive-alipay-zhima-credit-1201907802/